Rueda que rueda

Idiomas

Cortesía de: Technopolis
Share This Experiment

Experiment Category: 

Objetivo: 

Demostrar cómo funcionan los cojinetes de bolas.

Material necesario: 

  • Pegamento
  • Trozos pequeños de arcilla para modelar
  • Una pajita
  • Bolitas (que quepan en la pajita)
  • Un trozo de cartón para montar las tapas encima
  • 7 canicas aproximadamente del mismo tamaño
  • 2 tapas de frascos de cristal (una un poco más grande para poder ponerla sobre la otra)

Qué debes hacer y en qué debes fijarte: 

  1. Engancha la tapa más pequeña a la base de cartón con un poco de pegamento (la tapa debe estar hacia arriba).
  2. Precinta un lado de la pajita con un poco de arcilla. Introduce las bolitas en la pajita con la ayuda de un embudo de papel o cartón fino.
  3. A continuación, precinta el otro lado de la pajita con arcilla.
  4. Coloca la otra tapa sobre la mesa (mirando hacia abajo). Engancha la pajita sobre la cara exterior de la tapa con un poco de arcilla, como si se tratara de su diámetro.
  5. Pon la tapa más grande encima de la más pequeña y haz girar el molino. Probablemente tendrás que empujarlo todo el rato para notar el efecto.
  6. Si pones las canicas entre las tapas (pon tantas como puedas, pero asegúrate de que puedan rodar) y haces girar de nuevo el molino, verás que gira mucho más rápido y se mantiene girando mucho más tiempo.

Qué sucede: 

Acabas de construir un cojinete de bolas. Un cojinete de bolas consta de dos partes (en este caso, las dos tapas), entre las cuales ruedan pequeñas bolas. Estas bolas permiten que las dos partes rueden una encima de la otra.

 

Existen muchos tipos de cojinetes de bolas y tienen muchas aplicaciones. Por ejemplo, los patines tienen cojinetes de bolas. Las ruedas ruedan con mucha facilidad, por eso no se detienen de inmediato. Y por eso también siguen rodando cuando te caes.

Consejos para padres y profesores: 

Busque otros ejemplos de cojinetes de bolas en los objetos cotidianos. ¿Cuántos encuentra? 

 

Comente otras formas en que la fricción se reduce en piezas que de otro modo rozarían. Piense en artilugios de ingeniería y en nuestras articulaciones.