Atracción de animales

Idiomas

Share This Experiment

Experiment Category: 

Objetivo: 

Investigar el poder de persuasión de una flor haciendo una flor de imitación que consiga atraer a una abeja (o cualquier otro polinizador). Determinar las características que atraen al polinizador hacia la flor.

Material necesario: 

  • Cualquier material de manualidades que tengas a mano: papel de construcción, vasos, limpiador de tuberías flexible, palos, papel de aluminio, lápices de colores, rotuladores, gomas elásticas, etc.
  • Tijeras
  • Pegamento, cinta adhesiva u otro material de pegar
  • Perfume u objetos de olor
 

Qué debes hacer y en qué debes fijarte: 

Ésta es una actividad que debe realizarse al aire libre en primavera o verano.

 

Examina detenidamente unas cuantas flores naturales. Examina la forma, tamaño, color, textura, olor, ángulo de crecimiento y marcas de cada parte. Intenta predecir lo que atrae a los polinizadores a cada flor. Observa las flores en el exterior para ver si tus predicciones eran acertadas. 

 

Haz tu propia flor de imitación e intenta engañar a una abeja u otro polinizador para que visite tu flor. Lee los datos sobre polinizadores en la actividad en línea e intenta que tu flor tenga los colores, forma, etc. favoritos del polinizador. Utiliza los materiales que quieras para imitar una flor de verdad o construye tu propio diseño. 

 

Pon tu flor de mentira en el exterior y observa si atrae a un polinizador. Si después de 5 minutos no ha habido éxito, aplica algunos cambios: cámbiala de posición, ponle más marcas o quítale una parte, hasta que consigas el objetivo. 

 

Mientras realices la actividad, responde a estas preguntas: ¿La flor de mentira funciona mejor si se coloca cerca de flores de verdad? ¿Qué aspecto de una flor es el más importante a la hora de atraer a un polinizador: el color, la forma, el tamaño, el material, el olor, la ubicación...? ¿Puedes crear una flor con un diseño que funcione igual de bien que el diseño de una flor de verdad? ¿Es posible atraer a un polinizador que no esté presente en la zona?

Qué sucede: 

Las flores y los polinizadores han evolucionado juntos. Los animales que aprendieron a buscar alimento en las flores sobrevivieron y transfirieron esta habilidad de encontrar alimento a la siguiente generación. Las flores que consiguieron "seducir" a sus polinizadores fabricaron más semillas y transfirieron sus características a otras plantas nuevas. Con el paso del tiempo, los polinizadores y las plantas desarrollaron una relación de interdependencia muy importante.  Algunas flores atraen a más de un tipo de polinizador. Estas flores suelen ser redondas y de formas regulares. Las flores menos comunes (las orquídeas, por ejemplo) normalmente sólo seducen a un polinizador específico. En tales casos, la extinción de la flor o del polinizador significa la extinción segura del otro.  Además de los seis polinizadores que se muestran aquí, para ciertas flores también tienen función polinizadora las hormigas, las avispas, los mamíferos pequeños e incluso las babosas. Sería interesante investigar algunos de estos polinizadores: la avispa de los higos, el pájaro cigüita de Centroamérica y Sudamérica o el oposum de la miel australiano.

Consejos para padres y profesores: 

Ayude al niño a reflexionar sobre cómo cada parte del diseño de la flor tiene un papel decisivo a la hora de llamar la atención o albergar al polinizador. Deje que el niño describa los motivos de su diseño.  Advertencia de seguridad: si no se las provoca, las abejas no pican. Recuerde a los niños que se muevan poco a poco y que no intenten golpear con la mano a las abejas que vuelan cerca, sino que aprendan a relajarse. Mientras no perciban ninguna amenaza, las abejas se dedicarán a su labor de recolectar néctar y no harán caso de las personas de su alrededor. Si el niño es alérgico a las picadas de abeja, es mejor que diseñe una flor que atraiga a un tipo diferente de polinizador.

Comentarios